Crees esto?

Hay momentos en la vida en que comprendemos mucho más allá de nuestros sentidos y de toda capacidad de inteligencia humana la magnitud y el alcance de lo que Jesús el Hijo de Dios Vivo, vino a hacer en la historia de nuestra humanidad que como ciegos se perdía. Jesús cambió la historia a nuestro favor al "aparecer" en el mundo para resolver una vez y por todas lo que pasa con una persona cuando se va de esta vida. Fue un costo contra todo pronóstico, contra toda estadística, contra toda posibilidad humana. Un precio que estaba fuera del alcance, imaginación y posibilidad de ser humano alguno por la salvación de su alma. 
"A tal precio de su sangre" el Hijo de Dios vino al mundo en un único e insólito sacrificio para entregar su vida en la cruz del calvario y dar a los que creen en su Nombre el regalo más grande de todos los tiempos: la seguridad de la vida eterna, la promesa inigualable de Dios que no miente de ir al Reino de los Cielos, a su Reino, después de haber vivido en este mundo, de tal manera que en un cerrar y abrir de ojos tu último aliento en este mundo sea tu primer aliento en el Reino de Dios. Esta seguridad solo está disponible para todo aquel que "por fe cree" en su Nombre "JESUCRISTO" y con todo su corazón confía en todo aquello que Jesús dijo, hizo y enseñó, dejándolo escrito en las páginas de la Biblia para todos, no siendo solo oidores sino hacedores de la Palabra de Dios. Pues solo en Jesús hay salvación, y fuera de El no hay quien Salve. (Col 2:11-15/Hc 4:12/Isa 43:5/Jn 3:16/Jn 11:25-26/1 Ped 1:3-6/1 Jn 5:12)
Pastor Carlos La Salvia/LaSalviaMinistries.com