DESPERTAD

Tu y yo estamos presenciando los tiempos de un mundo que sigue atropellandose, equivocandose, estando lejos de Dios una y otra vez como si fuera la primera vez....

Nadie sabe lo que va a suceder mañana, cuando, donde, como o porqué?. Los hechos suceden sin aviso, de pronto, vienen y se marchan en cualquier momento, en cualquier día, en cualquier parte, dejando a su paso en la memoria de los más cercanos la indescriptible sensacion de muerte, impotencia, estrago, vacío, miedo y dolor. 

Son los imborrables recuerdos de masacres, pérdidas, tragedias y de otros muchos hechos y calamidades en esta vida.Mientras estas cosas acontecen más y más, hemos vuelto a llegar a esos días donde cada quien hace lo que mejor le parece (Jue 17:6, Jue 21:25) y lo que más le conviene, cada quien busca lo suyo sin tener en cuenta a nadie más (Fil 2:4, Fil 2:21, 1 Cor 10:24, Rom 3:12,.Isa 53:6) sin tener en cuenta la sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha tenido ni entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de la Gloria (1 Cor 2:4). Por eso las cosas están en una “confusión tal" que “temblara la tierra como un ebrio” (Isa 24:20)
Pretendiendo en verdad callar “la Verdad” inigualable, incorruptible he inmutable de Dios (Jn 17:17) osando rebajarla a palabras de hombres corruptibles y fallidos (Rom 1:23)
Líderes dándose ellos mismos todo el reconocimiento, el aliento, la credibilidad, la honra y el honor. No queriendo reconocer testarudamente que donde termina la fracasada sabiduria mas exelsa de los hombres comienza el Poder restaurador y Sanador de Dios.
Hoy hay pueblos y multitudes dando reconocimiento a “las criaturas,” poniendo su fe en hombres antes que en su Creador (Jn 6:68) el cual es Bendito he infalible por todas las generaciones, edades y siglos (Rom 1:25, Heb 4:12).
Han llegado días en los que ya se escuchan a los líderes prometer paz, paz y no hay paz, pretendiendo tratar con estratagemas, curar con liviandad y con astucia de hombres las profundas heridas de los pueblos (Jer 6:14, Jer 23:17, Eze 13:10) moviendo a los ingenuos, a los desesperados, deslumbrandolos, usando conmover con lástima, con grandes frases sensacionalistas que ni ellos mismos pueden cumplir. Creyendo ser dioses omnipotentes en sí mismos (Sal 82:7) para cumplir promesas que solo Dios puede garantizar (Sant 4:15 Heb 6:18, Heb 6:3, Nm 23:19).
Generaciones rebeldes con el nombre de Dios en sus labios y nada más, porque sus corazónes están lejos del Corazón de Dios. Mostrando con sus hechos y poniendo de manifiesto cada vez que no conocen al Dios Verdadero, al Dios de los cielos y de la tierra, al Dios de toda creación, al Dios de la Vida, al Dios de todo Poder, al Dios de la Biblia.
Muchas fatalidades se pudieron haber evitado sí, muchas fechas espantosas se han podido haber no vivido nunca, pero seguimos subestimando el infalible consejo de Dios (Sal 33:10-12, Isa 9;6, Jn 6:68) pues todavía hay mucha Profecía Bíblica por cumplir, mucha advertencia, mucho consejo y sabiduría de Dios. Toda la Biblia lo está diciendo. Busquemos a Dios, humillandonos ante El y orando, dejad de hacer lo malo. Entonces Dios oirá desde los cielos y tomara control de nuestro vergonzoso y frustrado mundo, perdonará nuestros errores, cada uno de nuestros pecados y sanará nuestra tierra (2 Cr 7:14)
Es la historia de la incompetencia de una raza humana que vive su más grande y repetido error de todos los tiempos una y otra vez pretendiendo alcanzar la Gloria sin el Señor de la Gloria. Olvidando que Jesús es por siempre El Señor de la Gloria, El Señor de la Vida ( 1 Cor 2:8, Jn 15:5, Sal 19:1, Sal 24:10)
Despertad, porque se está escribiendo rápidamente mucha historia.

Pastor Carlos La Salvia