La humanidad de Dios es hermosa, cada miembro es verdaderamente una obra de arte.Una humanidad capaz de experimentar las diferentes edades y etapas de la vida.Una humanidad llamada a ser santa y a señorear con sano juicio la tierra y sobre todo animal.Una humanidad para ser noble y agradecida con su creador.Una humanidad en gran parte confundida y quebrantada siendo el blanco sin merced de unenemigo funesto; de un demonio que se disfraza y lo distorsiona todo.Una humanidad con sus sueños y sentimientos, con sus preguntas y respuestas, con su libre albedrío.Una humanidad diseñada para descubrir el amor de Dios.Una humanidad que camina por sus múltiples lenguas y creencias, destinada a desechar lo viejo para alcanzar la nueva vida.Hombre y Mujeres con la habilidad de traer vida.Seres humanos de gran precio ante los ojos de Dios.La obra maestra de la creación de Dios, echa a su imagen y semejanza, Varón y Hembra los creó . . . Carlos La Salvia

 

Varon y Hembra